En los últimos días las instituciones mencionadas adelantaron una campaña de sensibilización sobre la vulneración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, especialmente en la población migrante.

Los funcionarios se trasladaron a varios puntos del municipio de Arauca para realizar la jornada, incluyendo los semáforos para dialogar con algunos padres que exponen a sus hijos para recolectar dinero.

John Peña, profesional adscrito al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar señaló que esta campaña es muy importante porque deja un precedente sobre la real situación por la que están pasando los menores.