Así lo dio a conocer el alcalde Edgar Fernando Tovar Pedraza, durante una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de César de la Hoz, secretario de salud. El burgomaestre manifestó que, durante octubre se mantendrán los protocolos ya establecidos, sin embargo, enfatizó en que, si los indicadores bajos se mantienen, podría flexibilizar las medidas a partir del 15 de octubre.

Se estudiaría la posibilidad de eliminar el pico y cédula, pero manteniendo el toque de queda durante la noche, dependiendo del comportamiento ciudadano.

‘’Lo que viene ahora es una jornada intensiva de desinfección focalizada y una campaña pedagógica, pues, la reapertura gradual de muchos sectores dependerá de cómo se comporten los comerciantes y la gente’’ expresó Tovar.