Una situación muy particular se presentó en el sector de Villa Gabriela en el municipio de Arauca cuando la señora Juana Burgos mujer cabeza de hogar junto a sus 5 hijos uno de ellos con discapacidad visual; invadieron un predio que permanece abandonado hace cerca de dos años, la mujer señaló que perdió su trabajo por las medidas del Covid-19, no tiene como pagar arriendo y tuvo que salir a buscar donde vivir.

En el lote llegaron a una improvisada casa de latas de zinc y como pudieron se instalaron allí desde el pasado domingo, llegaron las autoridades para adelantar el proceso de desalojo.

Miembros de la Policía Nacional le informaron que tenía tres días para que saliera de esa propiedad la mujer les explicó que no iba a salir, señaló que tienen miedo junto a sus hijos, se sienten desprotegidos y no tienen para dónde ir.

Posterior a esa situación uno de los uniformados procedió a utilizar un lenguaje que calificaron los vecinos como agresivo y humillativo en contra de la mujer la denuncia fue confirmada por integrantes de la comunidad quienes mediaron ante el hecho pidiendo respeto por esta persona, señalaron que el uniformado le dijo frases como que ellos no tenían la culpa que tuviera cinco hijos, y que si tenían que echarle gases para sacarla lo iban a hacer.

La Policía por su parte señaló que han conocido la situación por la denuncia hecha a través de Noticias Kapital y que esperan que la ciudadana presente la respectiva denuncia ante la institución o las autoridades competentes y que aporte los elementos de prueba para iniciar de ser necesario una investigación en particular, sin embargo destacaron que hasta el momento no hay de manera formal ninguna denuncia.