Ante la polémica generada por la firma del contrato 201 para la celebración de las fiestas de Cravo Norte, el Presidente de la Asamblea Departamental, Juan Quenza, exigió su inmediata liquidación e indicó que llamará a control político al gobernador Facundo Castillo y sus secretarios para que rindan cuentas. “A esos asesores estrellas, que lo único que hacen es cagada tras cagada, para poner mal al departamento de Arauca, por qué aquí no dicen es la administración, es el departamento corrupto, como me duele que una administración que está repitiendo, cometa estas barbaridades con la población”, sostuvo Quenza Ramos.