Los indígenas de Casanare y Cravo Norte, asentados en el resguardo de Caño Mochuelo, fueron estafados por personas inescrupulosas que los están tumbando a nombre de Artesanías de Colombia.La red de estafadores, al parecer la misma que también le dio en la cabeza a los aborígenes de otras partes del país, habría llegado a Cravo Norte para luego desplazarse hasta Mochuelo, donde bajo engaños se llevaron gran parte de la producción de artesanías y no regresaron con la plata.

Según la denuncia del veedor Antonio Cesar Muñoz, el monto de la mercancía que se llevaron era de 4 millones de pesos. “Emborracharon a los indígenas y nunca les dieron el producto de la venta”