El pasado 23 de septiembre, se conoció el fallecimiento de Isabel Teresa Perales en la terminal de transporte de Arauca, quien era además la madre de José Alirio Rojas, bombero asesinado unos días antes en una zona rural del municipio. Ante la difícil situación, Carolina Rojas, una hija de la mujer, denunció en entrevista con Kapital Estéreo, que su madre fue sepultada como caso positivo para la Covid-19, por lo que no se permitió una velación o siquiera un último adiós.

Hace unos días llegó el resultado de la prueba Covid, que se le realizó a la difunta Isabel Teresa, y el resultado fue negativo. Ahora su hija, pide a las autoridades una respuesta de porqué no le permitieron acompañar su madre durante los actos fúnebres.