La noticia del hurto escandalizó a todo el departamento el día sábado 26 de septiembre, pues el ganado avaluado en 1.700 millones de pesos, pertenecía a tres fincas, La Masada, El Refugio y La Mata.

Gracias al rápido accionar de los finqueros y las autoridades se logró recuperar los semovientes en la vereda ‘Palo e Rabo’ justo antes de cruzar el río Cravo Norte, el Ejército Nacional logró capturar uno de los tres responsables quienes tendrían planeado llevar el ganado hasta el país de Venezuela.

Por ahora, los ganaderos afectados tendrán que presentar la documentación correspondiente que los acredita como dueños, para así poder devolver los animales a sus respectivas fincas.