Por problemas de seguridad cerraron los caminos que llevan a la laguna de la vieja en Tame

Uno de los sitios turísticos por excelencia en Tame es la llamada, Laguna de la vieja, un cuerpo hídrico en medio de un banco de sabana inmenso; el paisaje es sencillamente espectacular; sus aguas son un oasis en medio de los extensos terrenos cubiertos por la flora y fauna del piedemonte llanero.

Para llegar al lugar se deben atravesar varios kilómetros por una vía rural, en medio de fincas de lugareños quienes debido a los problemas de inseguridad han decidido tomar medidas de protección.

El último fin de semana algunos visitantes se encontraron que varios de los acostumbrados broches estaban protegidos con candados y cadenas que colocaron los finqueros de la zona.

Los viajeros intentaron dañar estos elementos buscando continuar con su recorrido, no contentos con ellos dañaron los denominados broches o portones que permiten el paso por la vía atravesando una cerca que colocan los dueños para dividir los potreros para el ganado.

Han señalado los habitantes de la zona que el daño a los portones es una agresión a una comunidad que lo único que busca es recuperar su seguridad y tranquilidad que durante tantos años disfrutaron.

Causa extrañeza como a pesar de las varias denuncias que se han realizado por esta comunidad luego de ser víctimas de robos a mano armada en esas fincas, la autoridad local como el Alcalde o sus funcionarios en conjunto con la Policía o el Ejército no han iniciado acciones que permitan contrarrestar esta situación.