Trasladar un paciente por la trocha de la Soberanía, una tortura que puede demorar hasta 25 horas.

De solo pensar que un recorrido en ambulancia puede durar 24 horas o más es para enfermarse, claro ahí no nos imaginamos la calidad de la vía que se debe atravesar desde Arauca para acceder a un servicio hospitalario de tercer nivel en ciudades como Cúcuta o Bucaramanga, la llamada: Trocha de la Soberanía, su estado es un insulto para un Departamento que le aporta al país millones y millones de pesos al día con la producción de petróleo, (Caño Limón, Cari cari o Capachos).

No nos quedaremos en la pregunta ¿por qué no se atienden esos pacientes en Arauca?, simple; no hay ese tipo de servicios en el departamento de Arauca, la justificación puede ser cualquiera: las EPS, la corrupción, la violencia etc. Lo único cierto es que si se requiere ese tipo de servicios y no cuenta con la “ayuda” para un avión ambulancia o su condición médica no es demasiado grave lo más probable es que tenga que irse vía terrestre.

La odisea no solamente es para el paciente o su acompañante, también lo es para el personal, médico, auxiliar o el conductor de la ambulancia, el inicio del recorrido desde la ciudad de Arauca nos lleva a Arauquita, previamente pasando por el complejo Petrolero de Caño limón, las vías son una vergüenza, la pavimentación es por tramos, hay huecos cada 100 metros y la inversión de regalías no se ve por ningún lado.

La vía nos lleva de Arauquita a Saravena, el inicio del tramo es preocupante, existe un paso obligado por una finca pues la vía literalmente se la tragó el río Arauca, en algún tiempo las comunidades cobraban para pasar por ahí pero a las ambulancias no, continuamos hasta llegar a Saravena algunos tramos está bien pavimentada y la velocidad se incrementa para avanzar unos buenos kilómetros, pasamos Saravena y nos internamos en la cordillera, luego de acceder a Cubará la medianamente buena vía se acaba.

Iniciamos la verdadera Ruta de la Soberanía, o mejor; Trocha de la Soberanía, Cubara-Toledo, Pamplona  son 149 kilómetros pasando por el denominado Alto de la Lejía, la vía es de los años 80, su estado es en un deterioro general, obviamente no hay asfalto, todo es tierra, piedras y lodo, mucho lodo, solo tiene un carril para subir uno para bajar, la ambulancia salta cada rato a pesar del gran esfuerzo del conductor, el tiempo se hace eterno y ver al paciente sufrir con cada hueco que se pasa es doloroso.

Claudio Mario Niño es el médico en Ambulancia Terrestre Mecanizada y Médico Regulador de Urgencias del Centro Regulador de la UAESA, nos contó que diariamente tienen que viajar a ciudades como Bogotá, Bucaramanga, Cúcuta y hasta la costa caribe en dónde el recorrido se puede demorar hasta cinco días aproximadamente teniendo como reto la trocha de la soberanía que por su mal estado debería haber un criterio médico que autorice la remisión vía aérea.

El profesional manifestó que la mayoría de veces las ambulancias tienden a vararse en el camino demorando hasta 25 o 30 horas con el paciente el cual en ocasiones es de alta complejidad o con problemas respiratorios, si se queda varado en pleno páramo el vehículo hacen que tanto el médico como el auxiliar realicen un trabajo maratónico para que el paciente llegue con vida.

Kevin Neiva auxiliar de enfermería de la ambulancia terrestre explicó que mientras nos dirigíamos hacia la ciudad de Bucaramanga en dónde todos los días salen remisiones y por los derrumbes y dificultades de la vía tienen que optar por atajos para trasladar a pacientes que necesitan llegar a tiempo a los centros asistenciales.

De igual forma expresó que cuando hay que aplicar medicamentos al paciente hay que hacer un pare en el camino para realizar el procedimiento, si se hace bajo las condiciones que presenta la vía corren riesgos altísimos y si se efectúa el pare, están perdiendo tiempo vital para el paciente.

Y rogando que no se encuentre un vehículo varado en la vía, o peor: un derrumbe, si eso se llega a dar pues el tiempo se amplía significativamente y la vida del paciente corre un riesgo adicional.

Los gobiernos hacen anuncios cada periodo presidencial pero nada pasa, la trocha de la Soberanía seguirá siendo una tortura para los araucanos.

Noticias Kapital.

Dedicado a los médicos, auxiliares de enfermería y conductores que son nuestros héroes de verdad.