El caso positivo de Coronavirus en una paciente de 91 años, que murió en el hospital del Sarare, no se convirtió en el primero de Arauca como de manera apresurada lo indicaron algunos medios, y por el contrario sumó para las estadísticas de Cubará, en el departamento de Boyacá. Según el alcalde de Saravena, Wilfrido Gómez, la paciente fue atendida de urgencias el 23 de abril y ese mismo día se produjo su deceso, siendo trasladado su cuerpo a Cubará. La alcaldesa de ese municipio boyacense, Aura Tegría Cristancho, dijo que la paciente había sido atendida en Bucaramanga, de donde regresó el 16 de abril y de inmediato se sometió a cuarentena obligatoria en su vivienda, ubicada en la vereda Bojaba. El 23 empeoró su estado de salud y fue llevada al hospital de Saravena, donde falleció. “Por su procedencia de una ciudad con casos positivos (Bucaramanga), se le practicó la prueba para COVID-19 en ese centro asistencial y el fin de semana llegó el resultado oficial, el cual fue positivo”, señaló el comunicado de la alcaldía de Cubará. Son embargo, tras una reunión virtual que sostuvieron los titulares de salud de Boyacá, Norte de Santander y Arauca con el Instituto Nacional se determinó que la paciente murió a causa de otras patologías.