Con las nuevas disposiciones del Gobierno nacional sobre la emergencia sanitaria por el Covid-19, le han cerrado las puertas a las víctimas y en espacial a la población desplazada.Según el testimonio de una de las víctimas, a los desplazados tampoco les ha respondido la Unidad de Víctimas y ahora por estar inmersos dentro un proceso de indemnización, no les respetan sus derechos y les niegan una ayuda de emergencia.“Somos desplazados desde el 2008 y luego de 13 años no se ha respetado ese acto administrativo. No tenemos una vivienda digna y en Tame una funcionaria nos dijo que no teníamos derecho a las ayudas de emergencia..