El joven Juan Quenza le ganó en primera instancia al Gobernador una demanda por injuria y calumnia que le había interpuesto el mandatario, debido a comentarios que hizo desde sus redes sociales.

El Juez Tercero Promiscuo Municipal de Arauca resolvió precluir la acción penal y ordenó archivar el proceso, hecho que dejó satisfecho a Quenza y consideró que se actuó en derecho.