Olivier Grangean, Director de la Sinfónica Nacional, dijo que se va maravillado del Departamento de Arauca, porque en ningún otro lugar del mundo se ven tan bellos los atardeceres.

Aseguró además que las personas son muy amables y que la región tiene grandes bondades en materia musical que impregnan de alegría el abanico nacional.