El gobernador, Ricardo Alvarado, rechazó el asesinato de Mauricio Lezama, pero a su vez dijo que la alianza entre las disidencias de las Farc y el narcotrafico podría aumentar los niveles de violencia. Insistió que el cártel de Sinaloa tiene pistas de aterrizaje en el vecino país y que Arauca se volvió en un corredor de la droga que sale del Guaviare.

Ir a descargar