Sadair Martínez, habitante de Arauca, denunció que los conductores de volquetas están transitando a altas velocidades por el sector del dique perimetral, poniendo en riesgo a los niños que por allí se mueven.

“Los volqueteros pasan como si fueran carros de fórmula uno. Uno les llama la atención y más rápido aceleran. Es necesario que los dueños de los contratos les llamen la atención antes que ocurra una tragedia”, aseguró el habitante.