Las barcazas abandonadas se han vuelto cambuches para delincuentes. Promesa del Alcalde por recuperarlas no se ha cumplido.

Las barcazas abandonadas se han vuelto cambuches para delincuentes.  Promesa del Alcalde por recuperarlas no se ha cumplido.

Alexandra Castro, presidenta de la invasión Pescadito, denunció que a pesar de la promesa del Alcalde para recuperar la barcaza del barrio OITI y la planta de tratamiento las cosas siguen igual.

“Eso es un potrero que vive lleno de monte, hay presencia de consumidores de alucinógenos y en las noches atacan a la comunidad”, dijo la líder comunal.