Los bolsacretos y demás medidas de mitigación no son la solución a la emergencia que afrontan decenas de familias de Puerto Rondón, por el desbordamiento del río Casanare y otros afluentes.

Así lo indicó el exalcalde, Juvencio Álvarez, quien sostuvo que se debe presionar a los gobiernos nacional y departamental en procura de una solución definitiva al problema.

Ir a descargar