cms-image-000000El Edil José Silva y el grueso de la comunidad de la vereda El Caracol no ve con buenos ojos el anuncio del Alcalde de querer llevar a un colegio del caserío a más de 40 jóvenes indígenas consumidores de alucinógenos.

De acuerdo con Silva el colegio si debe ser recuperado, pero para que los niños vayan a estudiar y no como centro de rehabilitación. Propuso que esa iniciativa se haga en los resguardos indígenas.

Temen los habitantes de la vereda El Caracol que los jóvenes protagonicen situaciones difíciles en materia de orden público, como ya se han presentado con el casco urbano.