5El Gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, confirmó que la instalación de la Brigada 18 del Ejército Nacional fue atacada hacia las 4 de la mañana de hoy lunes con 8 cilindros o ‘balones’ bombas, sin producir heridos.

Alvarado atribuyó la responsabilidad de ataque al ELN, que opera históricamente en la zona, y anunció que hacia las 9 de la mañana se realizará un consejo de seguridad. A la zona se desplazó el comandante del Ejército Nacional, Alberto Mejía.

El oficial explicó que el ataque se produjo desde un barrio aledaño a la Brigada en Arauca, en donde se adecuaron una serie de ramplas desde una volqueta, dejando tres vehículos incinerados al interior de la Brigada y algunos daños leves.

“La volqueta estaba ubicada a unos 800 metros en la mitad de un barrio donde hay población. No tienen alta precisión pero de todos modos sí se lanzan de manera indiscriminada. Afortunadamente no se producen heridos o muertos”, señaló Mejía al revelar que “cinco minutos antes” de la explosión había pasado por la zona una unidad de la Policía Nacional.

El oficial explicó que la volqueta fue incautada, esto con apoyo de la Policía Nacional y reportó además la captura de dos personas quienes están siendo entrevistadas. Sobre ellas dijo el oficial: “podrían tener relación con estos hechos”.

De acuerdo con el general Mejía, el ataque sería efecto de la conmemoración de fechas con importancia histórica para el ELN, poniendo en riesgo a la población civil.

“Esta acción es sin duda realizada por el Ejército de Liberación Nacional. Ahora en febrero tratan de celebrar la muerte de bandidos que en el pasado que han dirigido los destinos de esta organización terrorista como el cura Pérez, como alias ‘Joselito, como ‘Camilo Pérez’, como ‘Domingo Laín’”.
El general Mejía aseguró que este ataque demuestra que el ELN responde a la intención de diálogos del paz del Gobierno Nacional con explosivos, así como sería una respuesta a las operaciones que el Ejército ha hecho en la zona y que deja en 2016: 27 capturas y la incautación de más de 10 fusiles y mil cartuchos.

El gobernador Alvarado, por su parte, aseguró que este ataque es una forma de presión por parte de la guerrilla para generar opinión y estimó que la paz es la única salida para que estos hechos no vuelvan a suceder.

“Arauca se la juega por la paz, nosotros somos el departamento donde está el 60 % del ELN. Lo que suponemos es que cada vez que se anuncia que va a arrancar alguna forma de discusión, de mesa de concertación, siempre estamos sometidos a este tipo de escalamiento de actos terroristas”, dijo.